LA COSMÉTICA Y SUS EFECTOS
septiembre 11, 2017
0

COSMÉTICA EFECTIVA ¿REALMENTE EXISTE?

No sé si realmente la cosmética esta haciéndome efecto a lo largo de todos estos años, algo supongo que debe de hacer o al menos eso espero. Lo que si es cierto, es que llevo años echándome productos en el rostro,  más o menos desde principio de los años 90 finales de los 80.

Estoy satisfecho desde luego, pero lo que sí que sé a ciencia cierta es que el factor genético es determinante y todo depende de esos genes que se transmites de padres a hijos.

Son muchísimos años empleando todo tipo de productos cosméticos e incluso tratamientos faciales en clínicas de estética. Más concretamente inyecciones de ácido hialurónico enriquecido y peelings químicos pero he de decir que su efecto es tan efímero, y necesita de tantas repeticiones al año (unas cuatro más o menos, pero más, más, que menos)que el dolor de los pinchazos en la cara aunque uno se aplique la crema anestésica en el rostro no merece la pena ya que sales con la cara hinchadísima, con algún que otro moratón chiquitín en la cara, y en definitiva que no me termina de convencer, aunque he de reconocer por otro lado que una vez todo se baja la piel ha estado francamente espectacular, pero por tan corto tiempo que no me ha satisfecho lo más mínimo los dineros invertidos.

Son ya unos 30 años aplicando diariamente cosméticos y ciertamente son tan, pero tan pocos, los que he visto que son efectivos en realidad o al menos se aproximan a mi estándar de efectividad, que algunas ocasiones te planteas si realmente merece la pena la inversión de productos carísimos cosméticos frente a otros de un precio mucho menor, porque ya nos hemos encargado de asumir que los precios de estos si son elevados son lo mejor del mundo, y los económicos los peores. ¡ESTO NO ES CIERTO!

He testado de todo, hasta los de gama astronómicamente cara y me he encontrado muchas veces que los resultados en piel han sido mejores de lejos, en los económicos que en lo de “Gama Alta”.

El gran reto o problema de todo esto es que el mundo cosmético está sujeto por norma en Europa al menos, en que la penetración no debe superar, y ejercer los siguientes efectos más allá de lo estipulado  concretamente me refiero a esto:

“Se entenderá por producto cosmético toda sustancia o preparado destinado a ser puesto en contacto con las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto y/o corregir los olores corporales y/o protegerlos o mantenerlos en buen estado”.

Y es lo que dice la norma, así que si en realidad todos los productos cosméticos hicieran lo que dicen que hacen, no serían cosméticos, y se deberían de recetar por médicos profesionales para poder ser dispensados.

Sé que muchas veces es cierto que se trata de un acto de fe con las marcas la tipología de piel de cada uno, pero ciertamente hay que ser conscientes de que si se hubiese sintetizado el elixir de la eterna juventud no se podría vender como un cosmético por muy caro que fuese su valor.

Lo que sí que he encontrado a lo largo de los años han sido cremas o tratamientos cosméticos que han mejorado la textura exterior de mi piel, y la han afinado, dando más brillo y vida pero lo que no me he encontrado, ha sido una crema cosmética que me quitara las arrugas ni las redujera lo más mínimo. Efectos ópticos a base de mucho iluminador en ellas y brillitos o incluso siliconas que lo que realmente hacen es cubrir momentáneamente los surcos por supuesto, pero luego límpiate la cara y todo aparece de nuevo. Eso sin mencionar los famosos anti ojeras que no sirven absolutamente para nada solo para hidratar la piel y punto pero las ojeras siempre continúan ahí donde estuvieron sin importar que descanses mil horas y las bolsas de los ojos jamás desaparezcan entre otras cosas porque se deben a la aparición de grasa bajo los ojos.

Todo esto es por que quizás esté un poco desengañado y con el paso del tiempo realmente a lo único que le deba mi buen aspecto sea a la genética y por supuesto a un estilo de vida y alimentación adecuado, aunque eso sí me he permitido excesos como todo hijo de vecino, pero lo cierto es que me parece a mí que al final solo dependemos de la herencia familiar, y de los estilos de vida más saludables.

Sigo y seguiré usando cosmética voy a misa con ello, pero lo que tengo asumido es que mi presupuesto máximo para productos no van a exceder de los 100 euros y ya no por nada si no que considero que es una sublime tontería exceder estas cantidades, aparte de que no descarto excederlas por el tema de testar algún producto concreto en el canal de YouTube, me guardaré muy mucho de pasar esa cantidad, por la propia salud de mi economía, de mi conciencia, y mi de mi rostro que saben de sobra que antes de gastar unos 400 euros en un cosmético, una visita a un cirujano para un tratamiento de choque por muy a corto plazo que sea será más efectivo, y dado por mejor empleado, que un simple cosmético envuelto en un tarro de oro a unos precios de demencia consumista inútil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: