DEPENDIENTES CREIDOS Y SUPERMERCADOS OMNIPOTENTES
septiembre 2, 2017
0

DEPENDIENTES Y SUPERMERCADOS

¿Qué narices les pasa a todos estos empleaduchos de supermercados con aspiraciones a cobrar las comisiones por ventas anuales?
Creo simplemente que se han subido a un pedestal, que simplemente no les pertenece y la mediocridad en la que viven les hace pensar que están a un nivel superior del cliente al que deben de atender, y complacerles para simplemente que compremos y salgamos por la puerta más anchos que panchos y felices pero amigos he ahí que ellos piensan, y añaden algo más en sus mentes de mosquito, y es comprar, comprar que luego las comisiones vendrán.
Pero claro a esto hay que sumarles los que se olvidan de que una cosa es pensar esto, y otra demostrarlo con faltas de respeto, actitudes altivas hacia el cliente, malas maneras falta de educación y respeto e incluso el sí está en sus manos humillar al cliente, si humillarlo.

Pero estas almas sumidas en la prepotencia se olvidan de que no es necesario gracias a dios tener que montar el espectáculo, y decir eso tan manido de “llame al encargado del supermercado, grandes almacenes o lo que se presente” ya no hace falta simplemente estas grandes empresas tienen un servicio online donde dejar las quejas, y es ahí donde se puede empezar a fastidiar a estos energúmenos que te llaman CARIÑO ¿Cariño de qué?, ¡Yo no soy tu cariño!, detesto a esas personas que sin conocer de nada a un cliente ni tener una relación estrecha te llaman cariño, aparte de que es una falta completa y absoluta para el cliente. MIEDO ME DAN LAS DEPENDIENTAS QUE TE LLAMAN CARIÑO. Líbranos señor de estos dibujos animados esperpénticos de la codicia, y el abuso de estar trabajando en una cadena nacional de mierda.

Si tuvieran ojos sabrían que se llevan simplemente las migajas que deben descargar los camiones, limpiar, barrer, fregar y quitar mierda, trabajando a un nivel de terminar doblados como ganchos. Pero claro ellos son felices por recibir luego una minuta de 6.000 euros a costa en su mayoría de aplastar al cliente a cualquier precio.

En mis vídeos no pienso ya ni mencionarlos en absoluto, y ni si quiera en este artículo mencionar a esta cadena de supermercados.
No es por miedo, los que ya me conocéis sabéis que no me encojo y digo lo que pienso pero la cuestión es ¿pa´ que?. La verdad es que ya estoy pensado si escribir estas líneas ya es de por sí una absoluta pérdida de tiempo y energía.

Los que se encargan de la selección de personal deberían de tener en cuenta muy mucho las capacidades de las personas que contratan hacer test psicotécnicos, y todo tipo de pruebas para saber si están preparados para la atención al público, tener formación no es solo necesario, si no que puede ser insuficiente si la valía de los contratados como personas es deficiente o completamente inexistente.

¿Si voy a seguir comprando allí? Pues… Lo cierto es que dependerá de cómo me pille el cuerpo, por la cercanía a mi casa está claro, pero lo que es cierto, es que iré a otras alternativas que ya que estamos son más económicas y de una calidad y variedad muy superior, y no como ese clan cerrado en el que te ves obligado a adquirir sus propios productos de marca blanca, ya que se han dedicado a retirar paulatinamente la opción de compra otros productos de calidad y estándares superiores.

Sí, estas situaciones solo me dan tristeza

Barateros y sin calidad a los que no paramos de aplaudir pero no porque sean buenos en realidad sin no porque tienen unos “precios asequibles” cosa que no es cierta. Se han subido mucho a la parra, y ya no es nada económico comprar allí, así que para mi hogar se han transformado en el socorro de última hora, pero no en la opción principal.

Sea como fuere es una vergüenza toda la situación que permite el que a los clientes los metan bajo su propio yugo obligándoles en cierta forma a adquirir sus productos de marca blanca, sino que además hay que sumarles el malísimo trato que dan la enorme mayoría de sus empleados a los clientes (a no ser que seas de sus conocidos o cuchipandi).
No atienden, solo reponen y reponen y ya está, claro que en las opciones en las que atienden más vale que no lo hicieran porque es de vergüenza ver las ganas y el empeño con el que realizan su trabajo.
En definitiva ¡Viva las tiendas clásicas de toda la vida! y les den a estos mataderos humanos de borregueo inusitado y frenético consumo.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: